LA SANGRE DE CRISTO



Nueva Unción
13 de abril de 2014
Pastor: Isaú Orellana

Introducción:
El derramamiento de la sangre de Jesucristo sobre la cruz, fue el factor que hizo posible que nosotros recibiéramos el perdón de nuestros pecados y la aceptación en la presencia de Dios.

“…sin derramamiento de sangre no se hace remisión” (He 9:22).

A.   LA VIDA ESTÁ EN LA SANGRE

“Porque la vida de la carne en la sangre está, y yo os la he dado para hacer expiación sobre el altar por vuestras almas; y la misma sangre hará expiación de la persona” (Lv 17:11).

Cuando pecamos, ganamos la muerte. “La paga del pecado es muerte” (Ro 6:23). Jesús pagó el precio de nosotros con su propia sangre (al morir por nosotros en la cruz). El sacrificio expiatorio significa ser hecho UNO CON DIOS. Jesús dio su vida (derramó su sangre) sobre la cruz por nuestra expiación o redención. Esto hizo posible que nosotros fuésemos UNO CON DIOS. La sangre de Jesús significa que ya no somos Sus enemigos, sino más bien Sus amigos, Sus hijos e hijas. Por fe, nosotros aceptamos lo que Jesús hizo por nosotros.

B.   LO QUE EL PECADO HACE A NUESTRAS VIDAS

1.     Nos Separa De Dios
“pero vuestras iniquidades han hecho división entre vosotros y vuestro Dios, y vuestros pecados han hecho ocultar de vosotros su rostro para no oír” (Is 59:2).

2.     Nos Hace Sentir Culpables
“Porque mis iniquidades se han agravado sobre mi cabeza; Como carga pesada se han agravado sobre mí” (Sal 38:4).

3.     Permite Que Satanás Nos Acuse
“…porque ha sido lanzado fuera el acusador de nuestros hermanos, el que los acusaba delante de nuestro Dios día y noche” (Ap 12:10).

4.     Demanda La Pena De Muerte
“El alma que pecare, esa morirá” (Ez 18:4).

La sangre de Cristo satisface todas nuestras necesidades. Amén.

C.   LA SANGRE ES PARA DIOS

La sangre de Cristo satisface plenamente la ley de Dios, la cual, requiere un castigo cuando la ley es quebrantada. 1 Juan 3:4 dice: “Pues el pecado es infracción de la ley”.

La sangre nos protege de la culpabilidad de quebrantar la ley (la muerte).

En Éxodo 12, Dios ordena al pueblo de Israel untar de la sangre de un cordero sobre los umbrales de sus puertas para protegerlos del destructor, quien pasaría matando a todos los primogénitos de la tierra.

Ese era un cuadro representativo del Cordero de Dios: Jesús, quien vendría más tarde al mundo. Dios dijo: “…veré la sangre, y pasaré de vosotros…” (Ex 12:13).

1.     La Confraternidad Con Dios Es Restaurada
“Mas Dios muestra su amor para con nosotros, en que siendo aún pecadores, Cristo murió por nosotros. Pues mucho más, estando ya justificados en su sangre, por él seremos salvos de la ira” (Ro 5:8, 9).

2.     Somos Redimidos (Comprados De La Esclavitud)
“En quien tenemos redención por su sangre, el perdón de pecados según las riquezas de su gracia” (Ef 1:7).

D.   LA SANGRE ES PARA EL HOMBRE

La sangre ha satisfecho a Dios; ahora está para satisfacernos a nosotros en la limpieza de la culpa de nuestra conciencia.

1.     La Sangre Nos Limpia De La Culpa
“¿Cuánto más la sangre de Cristo, el cual mediante el Espíritu eterno se ofreció a sí mismo sin mancha a Dios, limpiará vuestras conciencias de obras muertas para que sirváis al Dios vivo?” (He 9:14).

2.     La Sangre Nos Santifica
“Por lo cual también Jesús, para santificar al pueblo mediante su propia sangre, padeció fuera de la puerta” (He 13:12).

3.     La Sangre Nos Acerca A Dios
“…Y por medio de él reconciliar consigo todas las cosas, así las que están en la tierra como las que están en los cielos, haciendo la paz mediante la sangre de su cruz. Y a vosotros también, que erais en otro tiempo extraños y enemigos en vuestra mente, haciendo malas obras, ahora os ha reconciliado…” (Col 1:20-22).

4.     La Sangre Nos Da La Confianza O Valentía Para Entrar A La Presencia De Dios.
“Así que, hermanos, teniendo libertad para entrar en el Lugar Santísimo por la sangre de Jesucristo, por el camino nuevo y vivo que él nos abrió a través del velo, esto es, de su carne, y teniendo un gran sacerdote sobre la casa de Dios, acerquémonos con corazón sincero, en plena certidumbre de fe, purificados los corazones de mala conciencia, y lavados los cuerpos con agua pura” (He 10:19-22).

5.     La Sangre Nos Perfecciona Ante La Presencia De Dios
“Porque con una sola ofrenda hizo perfectos para siempre a los santificados” (He 10:14).

E.    LA SANGRE ES PARA EL DIABLO

La actividad más estratégica del diablo en esta época es: ser el acusador de los hermanos (Ap 12:10) y es como tal, que el Señor lo confronta con Su ministerio especial como Sumo Sacerdote, a través de Su propia sangre (He 9:11-14).

1.     La Sangre Coloca A Dios Del Lado Del Hombre, Contra El Diablo
“¿Qué, pues, diremos a esto? Si Dios es por nosotros, ¿quién contra nosotros?… ¿Quién acusará a los escogidos de Dios? Dios es el que justifica. ¿Quién es el que condenará? Cristo es el que murió; más aun, el que también resucitó, el que además está a la diestra de Dios, el que también intercede por nosotros” (Ro 8: 31, 33, 34).

El diablo no tiene fundamento para sus acusaciones contra los que han recibido la obra redentora de Cristo por sus vidas.
2.     La Sangre Disuelve Todos Los Derechos Legales De Propiedad De Satanás.
“En quien tenemos redención por su sangre, el perdón de pecados” (Col 1:14).

‘Redención’ significa ‘comprar de vuelta’. Estamos bajo la posesión de un nuevo dueño, y el precio que fue pagado por nosotros fue el derramamiento de la sangre de Jesús.

“…la iglesia del Señor, la cual Él ganó por su propia sangre” (Hch 20:28). Lea también 1 Corintios 6:19, 20; y 1 Timoteo 2:6.

F.    LO QUE LA SANGRE DE CRISTO NOS HA TRAIDO

1.     Pureza De Corazón
“pero si andamos en luz, como él está en luz, tenemos comunión unos con otros, y la sangre de Jesucristo su Hijo nos limpia de todo pecado” (1 Jn 1:7).

2.     Vida Eterna
“Jesús les dijo: De cierto, de cierto os digo: Si no coméis la carne del Hijo del Hombre, y bebéis su sangre, no tenéis vida en vosotros. El que come mi carne y bebe mi sangre, tiene vida eterna; y yo le resucitaré en el día postrero” (Jn 6:53, 54).

3.     Acercamiento A Dios
“Pero ahora en Cristo Jesús, vosotros que en otro tiempo estabais lejos, habéis sido hechos cercanos por la sangre de Cristo” (Ef 2:13).


Conclusión: Ahora entiendo lo que significa el derramamiento de la sangre de Cristo para Dios, para Satanás y para mí. Hago mi consigna de compartir con otros la verdad concerniente a la sangre de Cristo. Me recordaré a mí mismo, más a menudo, respecto al pacto que Dios tiene conmigo para perdonar mi pecado y limpiarme de toda maldad y protegerme de los planes ocultos de Satanás.

2014 ABRIENDO LOS CIELOS POR MEDIO DE LA ORACIÓN


 
12 de enero de 2014

Apocalipsis 3:8; 4:1

Hace un tiempo vi un comercial en la televisión que decía esta frase: “Que es una puerta cuando uno tiene la llave”. Y esto es una realidad en la oración, nosotros tenemos la llave que nos abre las puertas del Cielo; tenemos el nombre de Jesús. Tu tienes la llave, solo debes usarla.

Dios está levantando una generación que se entregará a la oración, y por medio de ella crecerán, se fortalecerán y experimentarán la Unción, el poder y la plenitud de Dios, porque las puertas del cielo se abrirán por medio de la oración. Veamos algunas LLAVES QUE ABREN LAS PUERTAS DEL CIELO.

A.   La palabra de Dios: La Palabra de Dios es la llave de una puerta infinita con tres formas de manifestación:

1.     La Palabra hablada en la creación. Todo lo que existe fue creado por Dios, por medio de su Palabra. (Salmo 24:1-2)

2.     La Palabra escrita. Todo lo que los escritores bíblicos redactaron fue inspirado por el Divino Autor.

3.     La Palabra humanada. Esta es la Palabra encarnada en Jesucristo. Aquel Verbo, aquella Palabra en acción se hizo carne, fue un hombre como usted y como yo.    

B.   La Alabanza: Ofrezcamos continuamente a Dios, por medio de Jesucristo, un sacrificio de alabanza, es decir, el fruto de los labios que confiesan su nombre. Hebreos 13:15

C.   La Obediencia: Si obedeces al Señor tu Dios, todas estas bendiciones vendrán sobre ti y te acompañarán siempre. Deuteronomio 28:2

D.   La Oración: Pidan, y se les dará; busquen, y encontrarán; llamen, y se les abrirá. (Mateo 7:7). La oración es el elemento básico en la relación del hombre con Dios. Es la llave maestra que abre los Cielos. Amén.

¿DÓNDE ESTÁN LAS LLAVES QUE ABREN LOS CIELOS?

Lucas 3:21-22:

A.   Las Llaves para abrir los Cielos están en la Oración. Lucas 3:21: “Y aconteció que cuando todo el pueblo era bautizado, Jesús también fue bautizado; y mientras El oraba, el cielo se abrió”.

B.   Las Llaves para abrir los Cielos están en el Espíritu Santo. Lucas 3: 22 “…el Espíritu Santo descendió sobre El. Descendió sobre El en forma corporal, como una paloma”.

El Bautismo, abre para nosotros los cielos. Las Llaves para abrir los Cielos están en la Palabra de Dios. Cielos abiertos, es la Promesa de Dios cumplida en Cristo,  el Hijo de Dios.

Hoy, Las Puertas del Cielo se Abrirán y No se Cerrarán.

DECLARACIÓN PROFÉTICA 2014

Declaro el año 2014, como el año de Cielos abiertos por medio de la Oración

“Así dice el Señor a su ungido, al cual tomé yo por su mano derecha, para sujetar naciones delante de él y desatar lomos de reyes, para abrir delante de él puertas, y las puertas no se cerrarán” Isaías 45:2.

“De aquí en adelante veréis el cielo abierto, y a los ángeles que descienden sobre el Hijo del Hombre”. Juan 1:51

Durante el año de cielos abiertos, vamos a recibir abundancia, conquista, restitución, cosecha, liberación. El tiempo que hemos perdido, en este año el Señor nos restituirá ese tiempo perdido y ahí veremos cómo las bendiciones de Dios siguen vigentes en nuestra vida.

PALABRA PROFÉTICA PARA EL AÑO 2014
Año 2014

2014, Tiempo de navegar mar adentro: Ha llegado un tiempo en tu vida en que has estado cansado, sin fuerzas, y preguntándote si vale la pena tanto esfuerzo, tanto trabajo infructuoso, pues pareciera que el fruto prometido no llega y más bien te has quedado sin fuerzas, sin recursos y la gente que te sigue ya se cansó. Yo te digo, es tiempo de redoblar esfuerzos, de seguir trabajando, porque Yo Soy el Dios de la cosecha, Yo Soy el Dios del fruto abundante. Así que aunque has pasado una larga jornada de trabajo desgastador, no te rindas, no laves las redes para guardarlas, sino para volver mar adentro a recoger la cosecha y tírala donde Yo te diga, pues yo estoy llamando el fruto que venga a ti y a tu ministerio. Esfuérzate en mi Gracia. El obrero que trabaja es digno de su salario y a mayor trabajo mayor salario. Yo pago el esfuerzo de mis obreros, yo les doy salario a los que trabajan. Yo te debo el esfuerzo anterior, las horas que has dedicado a la mies, te las debo y te las pagaré con abundancia junto con este nuevo tiempo de esfuerzo, declara el Señor.
   
“Porque Dios no es injusto para olvidar vuestra obra y el trabajo de amor que habéis mostrado hacia su nombre, habiendo servido a los santos y sirviéndoles aún. Pero deseamos que cada uno de vosotros muestre la misma solicitud hasta el fin, para plena certeza de la esperanza, a fin de que no os hagáis perezosos, sino imitadores de aquellos que por la fe y la paciencia heredan las promesas. Porque cuando Dios hizo la promesa a Abraham, no pudiendo jurar por otro mayor, juró por sí mismo, diciendo: De cierto te bendeciré con abundancia y te multiplicaré grandemente. Y habiendo esperado con paciencia, alcanzó la promesa.”   Hebreos 6:10-15

2014, Tiempo de recibir visitas proféticas: Estoy anunciándote visitas proféticas inesperadas. Estoy enviando a tu casa a mis profetas para que te hagan avanzar en tu llamado, en tu ministerio, en tu destino. Estoy enviándolos, así como envié a Elías a la casa de Eliseo para desatar un nuevo llamado y nuevo destino; así como envié a Samuel a la Casa de David para desatar una nueva unción en su vida, para pasar de pastor de ovejas a ser rey de la nación: así como envié a Eliseo a la casa de la Sunamita para que abriera su vientre y fuera capaz de concebir a pesar de su larga esterilidad. Así que prepárate porque los profetas han sido convocados desde el cielo para que te visiten y te desaten el nuevo tiempo y te unjan para tu llamado y te impulsen a tu nueva estación, declara el Señor.
   
“Y en verdad os digo que muchas viudas había en Israel en los días de Elías, cuando el cielo fue cerrado por tres años y seis meses, y hubo una gran hambre en toda la tierra; pero a ninguna de ellas fue enviado Elías, sino a una mujer viuda en Sarepta de Sidón”.  Lucas 4:25-26

2014, Tiempo de soltar el manto: El milagro que estabas esperando ya fue aprobado en el ámbito celestial, tus ruegos fueron escuchados, tus lágrimas fueron recibidas, tu respuesta está en camino, así que suelta el manto de tristeza, suelta el manto de angustia y dolor, suelta el manto de queja y deséchalo. Ya no estés más triste, es tiempo de agradecer la respuesta, es tiempo de celebrar, de secarte las lágrimas, de lavarte el rostro, de ponerte perfume y dar gloria y alabanza a mí nombre, declara el Señor. Invita a otros a tu casa a celebrar, que tu casa sea casa de banquete, en vez de casa de tristeza; casa de alabanza en vez de casa de angustia y queja, dice el Señor.
   
“a ordenar que a los afligidos de Sion se les dé gloria en lugar de ceniza, óleo de gozo en lugar de luto, manto de alegría en lugar del espíritu angustiado; y serán llamados árboles de justicia, plantío de Jehová, para gloria suya.”   Isaías 61:3

2014, Tiempo de arrancar desde la raíz: Ha llegado el momento de arrancar de tu corazón todas aquellas cosas que te están impidiendo el avance, pues se han vuelto cargas muy pesadas. Están ahogándote y dificultan tu libre movimiento. Es cizaña que el enemigo sembró en ti, mientras dormías. Fue en medio de tu labor, de tu tiempo de hacer el ministerio con verdadera dedicación  y en obediencia a mi llamado. Fueron murmuraciones y críticas sin sentido, que por envidia o por maldad otros de tus consiervos lanzaron en tu contra; fueron desprecios y desagradecimiento de aquellos a quienes con tanto esfuerzo serviste; fueron ataques de gente a quien el infierno impulsó y motivó para desacreditarte y desanimarte. Todo esto ha llenado tu corazón de tristeza, de dolor, de amargura y de resentimiento; pero hoy te llamo a que arranques de raíz todo esto que está en tu corazón y en tu mente, deséchalo, porque solo así podrás avanzar libremente y entrar a tu nueva estación, solo así serás libre para crecer y entrar a la estación de cosecha, declara el Señor.
   
“Mirad bien, no sea que alguno deje de alcanzar la gracia de Dios; que brotando alguna raíz de amargura,  os estorbe, y por ella muchos sean contaminados.”  Hebreos 12:15

2014, Tiempo de avanzar por más: Quiero recordarte, dice el Señor, que fuiste llamado para grandes cosas. Tu llamado es más grande que tus dones, tus recursos, tu experiencia, tus relaciones, tus posibilidades. Así que no has llegado al final; solamente has llegado a una estación previa. Hoy es el tiempo de avanzar para conquistar otra porción de tu herencia, de tu promesa.  Así que levántate que largo camino te resta. Levántate que debes avanzar, debes seguir en la ruta de tu llamado. Yo voy contigo, Yo te fortaleceré en esta nueva fase, y Yo te sustentaré con la diestra de mi justicia, declara el Señor. Estas entrando en una etapa en que tu avance será muy grande, será un avance acelerado y significativo, tanto que estarás a menor distancia de la meta.
“Y volviendo el ángel de Jehová la segunda vez, lo tocó, diciendo: Levántate y come, porque largo camino te resta. Se levantó, pues, y comió y bebió; y fortalecido con aquella comida caminó cuarenta días y cuarenta noches hasta Horeb, el monte de Dios.”  1º Reyes 19:7-8

Año 2014, Tiempo de ordenar ideas y escribir
   
Y Jehová me respondió, y dijo: Escribe la visión, y declárala en tablas, para que corra el que leyere en ella.”   Habacuc 2:2
   
“Ve, pues, ahora, y escribe esta visión en una tabla delante de ellos, y regístrala en un libro, para que quede hasta el día postrero, eternamente y para siempre.”  Isaías 30:8

Años 2014, Tiempo de “los Josafat”: Estoy despertando una generación con la misma unción que deposité en Josafat, ministros con la autoridad del Reino. Son aquellos que caminan con la dirección de la palabra. Son aquellos que destruyen los lugares altos, y los dioses falsos en sus vidas.  Son ministros comprometidos en buscar  a Dios y no a los baales. “Los Josafat” serán levantados para reproducir la pasión, por enseñar y obedecer la palabra.

Estoy haciendo volver a mi iglesia a la fuente de agua viva. La palabra comenzará a ser prioridad. “Los Josafat” serán usados para que a través de sus vidas, la palabra  llegue hasta lo último de la tierra. Les daré autoridad sobre sus enemigos. Los llenaré de riquezas y abundancia, declara el Señor.
   
“En el tercer año de su reinado, Josafat envió a sus funcionarios a enseñar en todas las ciudades de Judá. Entre los funcionarios... junto con ellos envió levitas...también envió a los sacerdotes Elisama y Yoram.  Llevaron copias del libro de la ley del Señor y recorrieron todas las ciudades de Judá, enseñando a la gente.  Entonces el temor del Señor vino sobre todos los reinos vecinos para que ninguno de ellos quisiera declarar la guerra contra Josafat.” (2 Crónicas 17:7-10, NTV).

Año 2014, Tiempo de creatividad: Estoy desatando la unción profética que puse en Bezaleel y en Aholiab, cuando elaboraron los utensilios del Tabernáculo.  Es una  habilidad para trabajar con el diseño, la pintura, la ilustración, la confección, y las artes. Yo desato el arte profético en mi iglesia. En los próximos días comenzaré a revelar ideas creativas para el Reino.  Al igual que Bezaleel, tu secreto está en permanecer a la sombra de mi presencia.
En la intimidad nacerán los diseños del Reino. Tus ojos espirituales serán abiertos, y tus manos serán  ungidas para plasmar lo que yo te muestre.
   
“Así, pues, Bezaleel y Aholiab llevarán a cabo los trabajos para el servicio del santuario, tal y como el Señor lo ha ordenado, junto con todos los que tengan ese mismo espíritu artístico, y a quienes el Señor haya dado pericia y habilidad para realizar toda la obra del servicio del santuario.”  (Éxodo 36:1, NVI).

Año 2014, Tiempo de cumplimiento de Isaías 60:11: “Tus puertas estarán de continuo abiertas; no se cerrarán de día ni de noche, para que a ti sean traídas las riquezas de las naciones, y conducidos a ti sus reyes”.

Iglesia, estás en un año de apertura de los Cielos. Las puertas de salvación y alabanza se abren en la ciudad. Prepárate para ver puertas abiertas en las universidades, en las familias, en las embajadas, en los aeropuertos, en los hospitales, en las cárceles y negocios; las puertas se abrirán para que tu entres y salgas. Amén.

Verás abrirse puertas de oportunidades para el 2014. Yo te llamo un portador de la llave de David, y donde quiera que vayas tendrás testimonio de mi cuidado y mi gracia. No tengas temor, pues todo está en mi control, te dice el Señor.

 Año 2014, Tiempo de mover escombros: Tú has sido llamado a ser un restaurado en medio de tu gente, en medio de tu ciudad y tu nación. Así que levántate a remover todos los escombros que el enemigo, el destructor, ha dejado en tu territorio, el territorio que te he dado como herencia. Así que levántate junto con tu familia, con tu iglesia y sal a limpiar el territorio, límpialo espiritualmente.
   
“Reedificarán las ruinas antiguas, y levantarán los asolamientos primeros, y restaurarán las ciudades arruinadas, los escombros de muchas generaciones.”  Isaías 61:4

Año 2014, Tiempo de recibir recompensas: Todo lo trabajado produce salario, pero la recompensa es un premio. Yo te daré recompensa por todo el esfuerzo que has realizado, por trabajar a pesar de la oposición y las dificultades, a pesar de las críticas y las murmuraciones. Por lo tanto, este 2014, prepárate a recibir no solamente salario, sino recompensa de mi parte, declara el Señor. Quiero verte bendecido, quiero verte sonriendo, quiero que te goces con tu familia, con tus amigos y con tus hermanos. Hay recompensa para ti, declara el Señor.
    
“Pero esforzaos vosotros, y no desfallezcan vuestras manos, pues hay recompensa para vuestra obra.”  2º Crónicas 15:7

Año 2014, Tiempo de romper la agenda de los malos: En este año, hay una agenda de muerte y destrucción que el enemigo ha diseñado especialmente para los niños y para las mujeres jóvenes, pero estoy convocando a mis guerreros, a los hombres de oración, a los que son atalayas e intercesores, a los que se ponen en la brecha, para que te lances en contra de esta agenda de muerte y la desarticules, que la destruyas.  Este será un año en que te daré victoria contra el espíritu de muerte y el espíritu de destrucción que quiere matar a la nueva generación, para que no se levanten los libertadores, los profetas, los guerreros y los cosechadores. Así que levántate, toma tu espada y rompe esa agenda infernal, declara el Señor.
   
“Entonces por las partes bajas del lugar, detrás del muro, y en los sitios abiertos, puse al pueblo por familias, con sus espadas, con sus lanzas y con sus arcos. Después miré, y me levanté y dije a los nobles y a los oficiales, y al resto del pueblo: No temáis delante de ellos; acordaos del Señor, grande y temible, y pelead por vuestros hermanos, por vuestros hijos y por vuestras hijas, por vuestras mujeres y por vuestras casas. Y cuando oyeron nuestros enemigos que lo habíamos entendido, y que Dios había desbaratado el consejo de ellos, nos volvimos todos al muro, cada uno a su tarea. Desde aquel día la mitad de mis siervos trabajaba en la obra, y la otra mitad tenía lanzas, escudos, arcos y corazas; y detrás de ellos estaban los jefes de toda la casa de Judá.”   Nehemías 4:13-16.

DECRETO APOSTÓLICO

1.     Decretamos que este será un tiempo en el que los hijos de Dios en todas las naciones oirán la voz del Padre de las luces que les dice ven y siéntate a la mesa. Muchos hijos serán sacados de Lodebar y sentados a la mesa del Padre.

2.     Decretamos un año de conversiones en todas las naciones, en lugar de que abunden las muertes, abundarán miles de personas naciendo de nuevo. Le serán arrebatadas miles de personas al infierno en el nombre de Jesús.

3.     Decretamos una puerta de oportunidad abierta y de favor en este año. Habrá provisiones extraordinarias, cancelaciones de deudas, decretamos el mejor cierre de año para los hijos del Rey.

4.     Decretamos sobre cada niño y niña que nacerá este año, un espíritu de reforma. Están por nacer los Samueles, los Jeremías, los Josés y los Danieles. Será una generación radical e indetenible para el Reino.

5.     Decretamos cielos abiertos para los ministros que han sido llamados a las naciones.

6.     Decretamos pasaportes visados para cada nación, no habrá frontera que se cierre, pues viajarás en mi tiempo y en mi propósito.

7.     Decretamos un año de señales y prodigios en las manos de la Iglesia para demostrar el poder del Reino. Muchos serán salvos a causa del poder sanador de Dios.

8.     Decretamos el rugido del León de la tribu de Judá en la boca de los adoradores. Serán usados para cerrar las puertas del infierno en las ciudades. A causa de la adoración será desatada Nueva Unción que pudrirá los yugos de esclavitud.

9.     Decretamos un tiempo de graduaciones y promociones espirituales. Muchos saldrán de procesos de prueba en este año y entrarán a un tiempo de plenitud y lanzamiento ministerial.

10.           Decretamos que este año 2014, es de encuentros con el Señor, y que muchos reciben su llamado a servir al Señor, en aquello que fue el propósito eterno para el que fueron diseñados.

11.           Decretamos que comienza un tiempo de cosecha abundante en medio de toda la tierra. Los cielos se abrirán y caerá una lluvia de la gloria de Dios, y una Nueva Unción será derramada sobre nuestra nación, Guatemala. Amén.

12.           Decretamos que en el 2014, se abren los cielos por medio de la oración. Dios nos sorprenderá derramando sobre nosotros unción que pudrirá los yugos de esclavitud.

13.           Decretamos que una lluvia de Gloria caerá y traerá nueva unción que cubrirá a nuestra nación al Norte, al Sur, al Este y al Oeste.