La comunión intima con Dios

PASTOR: ISAÚ ORELLANA
DOMINGO, 25 DE ENERO DE 2009 (10:00 PM)
Iglesia de dios. E. C. Carabanchel zona11
Guatemala

Introduccion: El día de hoy vamos a estudiar algunos aspectos principales relacionados con la oración. Hablaremos de la comunión íntima con Dios, de la vida de oración de Jesús y su comunión con el Padre, y de los beneficios de mantener una vida de comunión íntima con Dios.

I. La comunión intima con dios

A. ¿Qué es comunión? (koinonía)

Koinonía es la palabra griega que se traduce generalmente por “comunión”. Aparece 19 veces como sustantivo (koinonía) y 8 veces como verbo (koinonéo). Ambos términos provienen de otra palabra griega “koinonós”, que se traduce por “compañero” y “participante”. Por lo tanto, sinónimos de “comunión” son “compañerismo” y “participación”. El diccionario de sinónimos agrega los términos: Amistad, camaradería, fraternidad, familiaridad, intimidad, confraternidad y hermandad.
Esta “comunión”, que es fruto y obra del Espíritu Santo (2 Cor. 13:13; Fil. 2:1), expresa tanto nuestra relación con Dios como con los hermanos. Con respecto a Dios, el apóstol Juan declara que nuestra comunión (koinonía) verdaderamente es con el Padre, y con su Hijo Jesucristo (1 Jn. 1:3). Según Pablo, los creyentes fuimos llamados por Dios a la comunión (koinonía) con su Hijo Jesucristo nuestro Señor (1 Cor. 1:9). Esta común unión con el Hijo llega a ser tan profunda que nos permite participar (koinonía) de sus mismos padecimientos (1 P. 4:13; Fil. 3:10). Pero no sólo de sus padecimientos, sino también de sus bendiciones. En efecto, dice Pablo que la copa de bendición que bendecimos en la mesa del Señor es la comunión (koinonía) de la sangre de Cristo, esto es, es la manera divina en que los creyentes participamos de los beneficios de la sangre de Cristo. Asimismo, el pan que partimos es la comunión (koinonía) del cuerpo de Cristo, es decir, es nuestra participación en el cuerpo de Cristo, del cual ahora formamos parte (1 Cor. 10: 16-17).
Con respecto a la koinonía entre los hermanos, es interesante notar que la comunión no es, según el Nuevo Testamento, algo puramente romántico o abstracto. Todo lo contrario. La koinonía se expresaba en acciones muy concretas. Por ejemplo, Macedonia y Acaya, dice Pablo, tuvieron a bien hacer una ofrenda (koinonía) para los pobres de la iglesia en Jerusalén (Rom. 15:26). Según Pablo, es lo que correspondía hacer, por cuanto los gentiles habían sido hechos participantes (koinonéo) de los bienes espirituales de los creyentes judíos (Rom. 15:27). Los creyentes, por tanto, expresan su comunión de la siguiente manera: Compartiendo (koinonéo) para las necesidades de los santos (Rom. 12:13). Por eso, las iglesias de Macedonia pidieron con muchos ruegos que los apóstoles les concediesen el privilegio de participar (koinonía) en este servicio para los santos (2 Co. 8: 4). ¡Aleluya! ¡Qué comunión! De la misma manera, Pablo, escribiendo a los gálatas, les exhorta: “El que es enseñado en la palabra, haga partícipe (koinonéo) de toda cosa buena al que lo instruye” (6:6). Por eso, la iglesia en Filipos participó (koinonéo) con Pablo en razón de dar y recibir (Fil. 4:15). El escritor a los Hebreos termina diciendo: “Y de hacer bien y de la ayuda mutua (koinonía) no os olvidéis; porque de tales sacrificios se agrada Dios” (13: 16). ¡Que la koinonía con el Señor y entre los hermanos vaya más allá de las palabras! Amén.
B. ¿Con quiénes desea el Señor tener comunión?

1. Con los que le temen (Salmo 25:14)

C. ¿Qué es temor de Dios?

Respuesta: Para un no creyente, el temor de Dios es temer el juicio de Dios y la muerte eterna, la cual es la separación eterna de Dios (Lucas 12:5; Hebreos 10:31). Para un creyente, el temor de Dios es algo muy diferente. El temor del creyente es reverenciar a Dios. Hebreos 12:28-29 es una buena descripción de esto, “Así que, recibiendo nosotros un reino inconmovible, tengamos gratitud, y mediante ella sirvamos a Dios agradándole con temor y reverencia; porque nuestro Dios es fuego consumidor.” Esta reverencia y admiración es exactamente lo que significa el temor de Dios para los cristianos. Este es el factor que nos motiva a rendirnos al Creador del Universo, Nuestro Dios.

Proverbios 1:7 declara, “El principio de la sabiduría es el temor de Jehová...” Hasta que comprendamos quien es Dios, y desarrollemos un temor reverencial hacia Él, no podremos adquirir la verdadera sabiduría. La verdadera sabiduría solo procede del entendimiento de quién es Dios, que Él es santo, justo y soberano. Deuteronomio 10:12, 20.21 dice, “Ahora, pues, Israel, ¿qué pide Jehová tu Dios de ti, sino que temas a Jehová tu Dios, que andes en todos sus caminos, y que lo ames, y sirvas a Jehová tu Dios con todo tu corazón y con toda tu alma.” – “A Jehová tu Dios temerás, a Él solo servirás, a Él seguirás, y por su nombre jurarás. Él es el objeto de tu alabanza, y Él es tu Dios, que ha hecho contigo estas cosas grandes y terribles que tus ojos han visto.” El temor de Dios es la base para nuestro andar en Sus caminos; servirle y amarlo. El temor de Dios es amar todo lo que Él ama, y aborrecer todo lo que Él aborrece.

D. ¿Qué es lo que Dios odia? (Prov. 6:16-19)

1. Los ojos altivos.
2. La lengua mentirosa.
3. Las manos derramadoras de sangre inocente.
4. El corazón que maquina pensamientos inicuos.
5. Los pies presurosos para correr al mal.
6. El testigo falso que habla mentiras.
7. El que siembra discordia entre los hermanos.

La comunión con Dios debe ser nuestra prioridad. La comunión y nuestra relación con Dios deben ser un valor y una prioridad en nuestra vida.

E. ¿Qué es un valor?

Los valores son producto de cambios y transformaciones a lo largo de la historia. Surgen con un especial significado y cambian o desaparecen en las distintas épocas. Por ejemplo, la virtud y la felicidad son valores; pero no podríamos enseñar a las personas del mundo actual a ser virtuosas según la concepción que tuvieron los griegos de la antigüedad. Es precisamente el significado social que se atribuye a los valores uno de los factores que influye para diferenciar los valores tradicionales, aquellos que guiaron a la sociedad en el pasado, generalmente referidos a costumbres culturales o principios religiosos, y los valores modernos, los que comparten las personas de la sociedad actual. Teológicamente, un valor es una creencia bíblica que practicamos diariamente.

F. ¿Qué es una prioridad?

Es todo aquello a lo que le damos el primer lugar en orden de importancia. Según el diccionario, prioridad es: “anterioridad de una cosa con respecto a otra”. Parafraseando, es poner o hacer algo primero que lo otro, antes que cualquier otra cosa. (Habla de orden) Tomando en cuenta esta definición podemos decir que nosotros sin darnos cuenta, muchas veces establecemos prioridades.

¿Qué debemos tener en cuenta para establecer prioridades? Hay varias cosas que debemos tener en cuenta para establecer prioridades y es bueno que las tengamos en cuenta. A estas cosas que debemos tomar en cuenta le llamaremos “Elementos”.

1. Tener visión.
¿Qué es visión? Es tener una percepción imaginaria de objetos irreales. Es tener una sensación interior acerca de algo imaginario y verlo como una realidad. Para poder establecer prioridad en la vida es necesario que tengamos una visión, y esto e4s como tener un sueño de algo que se quiere lograr o que se haga una realidad y en base a eso se trabaja. Es necesario e importante que el ser humano tenga una visión en su vida, porque esto se convierte muchas veces en su verdadera razón de vivir.

2. Tener un Propósito y un Objetivo.
Es la intención o voluntad de hacer algo. Es tener la intención de cumplir o hacer lo que se le encomienda. Si no hay un propósito no podemos lograr nada, ni tampoco podemos establecer una prioridad en nuestra vida. Propósito es la intención. Objeto, lo que se quiere alcanzar.

3. Descubrir el verdadero potencial.
El potencial es la habilidad que poseemos para realizar cualquier actividad pero que aun no hemos desarrollado. Es lo que podemos lograr pero que todavía no lo hemos intentado, es como tener en nuestro interior una capacidad y está atada y necesita ser desatada. Una vez que esa capacidad es desatada, podemos decir que hemos descubierto el verdadero potencial. Para poder establecer prioridad es necesario que sepamos para qué damos, para qué somos buenos.

4. Confrontar todos nuestros temores.
Esto es una de las cosas que nos impiden llegar a las metas que nos trazamos; cuando nuestras vidas están llenas de temores no podemos llegar lejos, no podemos elevarnos cual las águilas y nos quedamos en la mediocridad. El que confronta y vence los temores, es aquel que establece prioridades en su vida, porque cualquier pensamiento derrotista que viene a su mente lo confronta y sale vencedor.

II. LA VIDA DE ORACIÓN DE JESÚS Y SU COMUNIÓN CON EL PADRE

Analicemos la vida y la naturaleza de la oración de Jesús para que aprendamos de Él.

A. Jesús oraba en todo tiempo

1. Oraba por la mañana, (Marcos 1:35)
2. Oraba por la noche, (Lucas 6:12)
3. Oraba por la tarde, (Mateo 14:23)

B. Jesús oraba solo y con sus discípulos (Lucas 9:28-29)
C. Jesús oraba en desiertos y en los montes (Lucas 5:16)

D. Jesús oraba desde una hora hasta toda la noche (Lucas 6:12)

E. Jesús oraba el Padre Nuestro (Lucas 11:1)

¿Cómo aplicar la oración a nuestra vida? (Mateo 6:33)

III. BENEFICIOS DE MANTENER UNA VIDA INTIMA CON DIOS

A. Tendremos paz (Job 22:21)

B. Haremos proezas y hazañas (Daniel 11:32)
Proezas y hazañas son hechos atrevidos y poderosos para Dios que otros nunca han hecho.
C. Estaremos satisfechos y completos (Jeremías 31:25)

Conclusión:
¿Cómo tener comunión íntima con Dios?
1. Debemos humillarnos en su presencia (2 Crónicas 7:14)
2. Debemos empezar a orar ahora mismo (Job 22:21-27)
3. Debemos buscar su rostro (Salmo 42:1-2; 63:1-3)
Creo que este el momento de empezar a buscar el rostro de Dios. Paremos de hablar de oración; hagámosla y practiquémosla para hacer cosas grandes para Dios.

2 comentarios:

Heber Orellana dijo...

Sus enseñansas son de bendicion para mi vida.
Como Jovenes a veces se nos hace dificil llevar una vida como cristianos, pero gracias a Dios, hay maneras en las cuales nos podemos hacercar mas y mas a el.

Emerson dijo...

Hola querido pastor que bueno que tiene esta pagina a nuestra disposicion ya que es de mucha ayuda y ensenanza para nuestras vidas ya que de una u otra forma nos esta predicando la palabra de Dios. que realmente este medio de para bendiciones para muchos hermanos y que atraves de este medio puedan alcanzar a los que no conosen de Dios Bendiciones pastor Felicidades!!!!!!!!

Publicar un comentario en la entrada

Les invito a unirse a SERMONES DEL DOMINGO, Y nos haga llegar sus comentarios. Envíenos sus materiales si desea que los publiquemos en el blog.