ALTO A LA VIOLENCIA

Muchas personas alrededor del mundo, sobre todo mujeres y niños, se ven afectados por la violencia familiar. Ellos son abusados emocionalmente, lastimados físicamente y hasta se les llega a causar la muerte. Toda persona abusada, además de sufrir un daño físico es afectada espiritual y psicológicamente. Cuando los niños viven en un hogar abusivo, aprenden a tratar a los demás de la misma manera.

La violencia familiar se da entre personas de todas las clases sociales. Cruza las barreras de las religiones y de las distintas denominaciones y sucede en todas las congregaciones. Muchas veces en los grupos de creyentes hay gente que permanece en relaciones de abuso ya que, por vergüenza callan. A veces las enseñanzas religiosas las llevan a creer que no tienen otro opción y temen perder a sus amigos en su comunidad de fe.

¿Cómo se puede romper el círculo de la violencia?

1. Educándonos como comunidad.
2. Cuando el abusador recibe ayuda y aprende a detener ese comportamiento.
3. Cuando la persona abusada abandona la relación abusiva.
4. Cuando uno de los familiares muere o es asesinado.

Mis amigos, todos fuimos hechos a imagen de Dios y tenemos derecho a recibir amor, respeto y dignidad. Nadie merece ser maltratado o abusado. La Biblia habla sobre este tema.

Jesús dijo: "Aménse los unos a los otros..." Necesitamos decidirnos a optar por la vida y detener la violencia.

La Biblia dice: "El cielo y la tierra son testigos de que hoy les he dado a elegir entre la vida y la muerte, entre la bendición y la maldición. Yo les aconsejo, a ustedes y a sus descendientes, que elijan la vida..." (Deut. 30:19)



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Les invito a unirse a SERMONES DEL DOMINGO, Y nos haga llegar sus comentarios. Envíenos sus materiales si desea que los publiquemos en el blog.