Dos testigos y cuatro caminos ante las decisiones del ser humano

DOS TESTIGOS Y CUATRO CAMINOS ANTE LAS DECISIONES DEL SER HUMANO

Pastor: Isaú Orellana
Iglesia de Dios E. C.
Ministerios Nueva Unción

Deuteronomio 30:19-20
“Hoy pongo al cielo y la tierra por testigos contra ti, de que te he dado a elegir entre la vida y la muerte, entre la bendición y la maldición. Elige, pues, la vida, para que vivan tú y tus descendientes. Ama al SEÑOR tu Dios, obedécelo y sé fiel a él, porque de él depende tu vida, por él vivirás mucho tiempo en el territorio que juró dar a tus antepasados Abraham, Isaac y Jacob” (NVI).

Introducción:

Hace unos días recibí un correo de una señora mexicana llamada Margarita Martínez. En el correo ella pregunta ¿Qué esperanza tengo yo, mis hijos y los hijos de mis hijos, de ser bendecidos, puesto que somos muy pobres?

El concepto de esta señora es que ser bendecidos es tener riquezas materiales, tener un buen empleo, manejar un carro último modelo y tener mucho dinero en el banco. Este concepto de bendición es equivocado. Claro que si contamos con todo eso es una bendición. Pero no lo es todo.

En la Escritura que leímos, encontramos que el autor pone dos testigos, cuatro caminos y tres condiciones para ser bendecidos. También menciona a tres patriarcas de la fe a quienes Dios había jurado darles por heredad un territorio por siempre.

A. DOS TESTIGOS

1. El cielo.
En hebreo se usa la palabra shamayim, y en griego se usa la palabra ouranos.
Shamayim Se halla 420 veces en el A. T.

a. Shamayim es la “bóveda celeste” y el “ámbito celeste” donde vuelan las aves.
b. Shamayim representa el ámbito de donde proceden fenómenos como la escarcha, la nieve, el fuego, la lluvia, etc.
c. Shamayim también representa el lugar donde se encuentran el sol, la luna y las estrellas.
d. Shamayim es la morada de Dios (Salmo 2:4; Dt. 4:39).

2. La tierra.
Se usa el término hebreo erets, y se refiere a todo el mundo, suelo firme.
La frase “cielo y tierra” se refiere a toda la creación, como en el caso de Génesis 1:1

“Hoy pongo al cielo y la tierra por testigos” (hebreo ed.). El término testigos se relaciona con el campo legal y jurídico.
a. En el campo civil, se refiere a alguien que está presente durante un trámite legal y que puede atestiguar en caso de necesidad.

b. En el derecho penal el acusado tiene la facultad de carearse con su acusador y aportar evidencias en cuanto a su inocencia.

c. En un tribunal hay jueces. Estos son los responsables de escuchar tanto al acusador como al acusado. Ambos tienen derecho a presentar evidencias, pero el que determina si tales evidencias son válidas o no, es el juez de turno. El acusado puede ser absuelto o ir a la cárcel.

d. En los tribunales de la tierra juzgan los humanos. En el tribunal divino juzgará Nuestro Señor y Salvador Jesucristo. Amén.

B. CUATRO CAMINOS

1. Camino de vida.
Se usa la palabra hebrea jayim, y se refiere a todo lo que sale de la boca de Jehová (Dt. 8:3). De la boca de Jehová sale palabra de vida eterna.

2. Camino de muerte.
Para muerte se usa la palabra hebrea mawet, y se refiere al fin natural de la vida humana sobre esta tierra. Mawet se refiere al reino de los muertos.

a. Este lugar de muerte tiene puertas (9:13;107:18)
b. Tiene cámaras (Pr. 7:27)
c. El camino de los malos conduce a esta morada (Pr. 5:)

3. Camino de bendición.
Para bendición se usa la palabra barak, y quiere decir “arrodillarse, bendecir, ser bendecido.

4. Camino de maldición.
Para maldición se usa la palabra hebrea arar que quiere decir, maldecir. Camino de maldición es una declaración de juicio sobre los que quebrantan el pacto (Dt. 27:15-26). En esta Escritura se repite doce veces: “maldito el hombre”.

C. TRES CONDICIONES PARA LA BENDICION

1. Amar al SEÑOR.
2. Obedecer al SEÑOR.
3. Ser fiel al SEÑOR.

CONCLUSION: Hermanos, hay caminos y decisiones que el hombre debe tomar considerando que hay dos testigos que juzgarán esas decisiones. Para los que escojan la vida serán recompensados por el Eterno al encontrarse ante el tribual de Cristo. Para los que escojan la muerte serán juzgados en el gran trono blanco.
Hoy, el Señor te dice: “Elige, pues, la vida, para que vivan tú y tus descendientes”.

2 comentarios:

Luis Chach dijo...

La palabra del Señor es muy profunda y la forma en que usted expone este tema nos abre el entendimiento para conocer màs sobre la Palabra de Dios. Gracias.

Fredy Calderon dijo...

buen sermón, me encanta como esta organizado, gracias, bendiciones.

Publicar un comentario

Les invito a unirse a SERMONES DEL DOMINGO, Y nos haga llegar sus comentarios. Envíenos sus materiales si desea que los publiquemos en el blog.